Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

7 dic. 2011

En solidaridad con el Movimiento por la Paz

No hay que pertenecer al "rebaño" de Javier Sicilia (como le han llamado algunos periodistas pejistas un tanto exaltados a los camaradas del Movimiento por la Paz) para tener claro que los aparatos  represivos del Estado se proponen exterminar a esta corriente política que, incluso dentro de un pacifismo a ultranza, ya no cabe en nuestras leyes.

Más allá de toda diferencia con el Movimiento por la Paz , reciban ellos nuestra pública solidaridad.

No hay comentarios: