Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

10 may. 2012

objeto de arte y fetichismo (tartamudeos primeros)


En el parágrafo sobre el fetichismo en la forma mercancía, Marx demuestra porqué en las categorías de la forma de valor de uso y de valor no es posible que se extravíe el origen del producto del trabajo. Sólo en el valor de cambio, en la objetivación del valor, se hace posible --al mismo tiempo que ocurre-- tamaño extravío.

Walter Benjamin (La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica) fue quien con mayor profundidad desde el materialismo histórico estudió el modus operandis de la forma mercancía (sinónimo desde ahora de fetichismo) en el espacio de la llamada cultura de la Modernidad. Y lo estudió en el objeto por excelencia que actúa como sujeto en la era capitalista moderna: el objeto de arte.

El arte de atrás (del precapitalismo) se vincula orgánicamente al ritual de los cultos divinos. El objeto de arte ahí sólo existe en el contexto de la acción ritual que busca el dominio de la naturaleza. Contiene, por irrepetible, el don de la Unicidad. La Unicidad es el Aura. Y el Aura que encarna el objeto artístico pre-capitalista devela por la tradición el misterio de su origen. En cambio, el objeto artístico en la modernidad se soporta, parece argumentar Benjamin, sobre la reproductibilidad técnica. Así... mientras los griegos sólo conocían dos técnicas para reproducir sus obras de arte, el vaciado y la acuñación, bronces, terracota y monedas "eran el único arte que ellos podían producir en masa. Todas las demás eran únicas e imposibles de reproducir técnicamente. Por esta razón debían ser hechas para la eternidad. Fue el Estado de su técnica lo que llevó a los griegos a producir valores eternos en el arte... Nuestro lugar --de ello no tenemos dudas-- se encuentra en el polo opuesto al de los griegos".

Es necesario seguir en esta pista, sobre todo ahora que la vuelta a la magia bien puede ser la moda de ese paganismo que fue tan típico entre los nazis. El comer granola nada garantiza, mas que una buena y nutritiva digestión...




No hay comentarios: