Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

24 jun. 2012

enseñanzas del caso paraguayo (y hondureño)

si el pueblo delega su fuerza frente a la reacción política conservadora a un demócrata liberal antiimperialista corre el riesgo de que éste salga corriendo al primer grito que le echen los militares y lo deje colgado y desarmado (al pueblo) para que se bata en las calles "pacíficamente" contra los golpistas, mientras él, el demócrata liberal y antiimperialista sale por la Puerta Grande para buscarle salidas legales al conflicto.

No hay comentarios: