Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

30 nov. 2011

a todos nos afecta

La violencia, el terror  y la represión en el mundo actual tienen origen en políticas neoliberales de control y contención social impulsadas por los gobiernos capitalistas con ayuda de corporaciones internacionales como banco mundial, el fondo monetario y los organismos armados del Estado (el Ejército, la Marina, los grupos paramilitares, la Policía, etc.). Siguiendo estos modelos de "seguridad" y espionaje, en México el Gobierno Federal ha declarado la "guerra contra el narco" que es un acto disfrazado para criminalizar, perseguir y erradicar los movimientos sociales, un método que busca perpetuar la posición privilegiada y de opulencia de unos pocos a costa de la explotación, miseria y enajenación de la gran mayoría. Hoy no necesitas ser activista para que el Estado te asesine: ser joven, ser mujer, ser hombre, ser niñxs, ser ancionxs, es un delito; le han declarado la guerra al pueblo.

Día a día vemos en nuestros barrios, escuelas, lugares de trabajo, en el transporte y en las calles, la violencia ejercida hacia lxs que nada tenemos. Ahora lo vivimos más de cerca y es dentro de este clima de violencia en el que se inscribe el brutal asesinato de nuestro compañero Carlos Sinuhé Cuevas Mejía el día 26 de octubre del 2011 en las inmediaciones de su casa. Al igual que nosotrxs, Carlos fue hijo, hermano, amigo, compañero, pero también un estudiante consciente y comprometido con diversas luchas sociales y con la construcción de un mundo mejor para todos.

Lxs personas cercanas a Carlos tienen constancia de que había recibido amenazas y que fue objeto de difamaciones al igual que otrxs compañerxs que también realizan trabajo político dentro y fuera de la universidad; denunciamos al supuesto Colectivo Revolucionario Emiliano Zapata que se dedica a hacer el trabajo sucio y policial de las autoridades de la Facultad de Filosofía y Letras por medio de propaganda de difamación con el fin de amedrentar y desarticular el trabajo diario de quienes han tomado la decisión de levantar la voz.

Tenemos claro que el asesinato de Carlos Cuevas, Pavel Gonzalez y Alexis Benhumea, así como el de otrxs tantxs compañeroxs fueron fraguados por las autoridades universitarias en confabulación con el Estado y el Gobierno Federal, es por tales motivos que no exigimos de su parte el esclarecimiento, ni apelamos a su falsa justicia, porque es absurdo exigir justicia por un crimen a los mismos verdugos que lo perpetraron.

Ponemos en tela de juicio la "Autonomía Universitaria" con la infiltración de cuerpos policíacos y judiciales en las aulas y el campus en general, así como el patrocinio y respaldo de grupos de choque (porros); denunciamos además el contubernio existente entre la Secretaría de Seguridad Pública, el Ejército Mexicano y la Marina con la Rectoría de la UNAM, quienes han firmado pactos de "seguridad" que nos afectan directamente pero que nunca saldrán a la luz pública. Una muestra más de esto es la reciente inauguración de un Ministerio Público a las afueras de Ciudad Universitaria, especializado en la "atención de conflictos" dentro del campus universitario así como de las colonias aledañas a éste, sabemos que dicho departamento es una farsa que trata de autorizar el espionaje en los espacios universitarios y estudiantiles.

A diferencia de la mayoría de los grupos políticos dentro y fuera de la UNAM, no buscamos aprovechar una muerte más como coyuntura para generar plataformas de lucha que legitimen posicionamientos políticos, intereses particulares y liderazgos caciquiles. No perseguimos la cooptación, ni ser la vanguardia de algún movimiento social o estudiantil, mucho menos generar luchas burguesas, reformistas e individualistas como lo hicieron la Sra. Wallace, el Sr. Martí o el Sr. Javier Sicilia. Creemos que es urgente dejar de ser indiferentes frente a la violencia, la pobreza, la desigualdad y la muerte que genera el sistema capitalista, nuestro llamado es a la organización en tu barrio, con tu familia y amigos.

¿Esperamos a que el Estado asesine a nuestrxs amigxs, compañerxs y familiares para reaccionar? El sistema ha logrado acostumbrarnos a la muerte para inmovilizarnos, no la naturalicemos en nuestras vidas y podremos actuar para transformar la realidad.

                                            Perenganos y Menganas organizándose

(Volante repartido por activistas en Ciudad Universitaria el pasado 29 de noviembre de 20011)

No hay comentarios: