Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

4 mar. 2012

Extrañamientos en Marx

En sus Manuscritos económicos y filosóficos de 1844, Marx explica genialmente la autoalienación humana que implica el trabajo asalariado, desarrollando preparatoriamente uno de los conceptos básicos que utilizará posteriormente en  El Capital.

“La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”. 

“El producto, por tanto, es la objetivación del trabajo, la cosificación de éste. Lo que significa que el objeto producto del trabajo se enfrenta al trabajador como un ser extraño, es decir, como un poder independiente del productor mismo.” 

“Esta realización del  trabajo aparece en el estadio de la Economía Política como desrealización del trabajador, la objetivación como pérdida del objeto y servidumbre a él, la apropiación como extrañamiento, como enajenación [...] La apropiación del objeto aparece en tal medida como extrañamiento, que cuantos más objetos produce el trabajador, tantos menos alcanza a poseer y tanto más sujeto queda a la dominación de su producto, es decir, del capital.” 

«Esta elaboración completa del interior del ser humano se presenta como un vacío completo; esta objetivación universal como una alienación total y la abolición de todos los objetivos unilaterales como el sacrificio de las metas propias en aras de un objetivo absolutamente extraño.»

No hay comentarios: