Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

24 may. 2012

apuntes sobre las formas del valor a propósito de una lectura de Aglietta

la violencia de la moneda. Michel Aglietta y André Orléan.

se menciona ahí a C.  Benetti y a J. Castelier,  Marchands, Salariés  et Capitalistes como excepciones notables entre los economistas:

"Estos autores parten de la idea de la separación entre lo privado  y lo social para definir la sociedad mercantil. Determinan de modo inmediato a la moneda como la forma de expresión de esta separación" (p.53, nota al pie #5).

en la hipótesis de la teoría subjetiva del valor:

"El sujeto no tiene relación necesaria con tal o cual objeto".

es el sujeto del racionalismo que ya está socializado a priori y se relaciona con los objetos de consumo desde el exterior de sus propios intereses definidos como axioma. La misma socialización a priori, antes y afuera de la relación social, que se presupone en las teorías ricardianas del valor trabajo, esa manera sustancialista en la que el mecanicismo mira al trabajo socialmente necesario fuera del acto mismo del intercambio.

frente a estos distintos modos del racionalismo --subjetivo y objetivo-- , Aglietta y Orléan llaman al estudio y profundización de las formas del valor para entender el proceso de socialización en la relación entre privados competidores, aunque advierten que "Marx no concibe al valor de uso como una relación social-histórica", lo cual lo lleva a subestimar el Deseo en el acto de intercambio. No sin previa crítica a las raíces, Aglietta llama a recuperar las aportaciones del estructuralismo en antropología y a recoger de René Girard el concepto de Deseo.

parece sostener Aglietta que es la ausencia en Marx de cualquier análisis del papel del deseo en el intercambio y en relación con los valores de uso (los objetos) lo que le permite a Walras y a la teoría subjetiva del valor trabajo made in Viena (teoría de la utilidad-escasez) hincar su crítica sobre este flanco descubierto de la teoría de las formas del valor en Marx.

aquí hay que decir que un mérito del texto de Aglietta-Orléans es el de distinguir explícitamente y a la entrada la teoría marxista de las formas del valor del sustancialismo ricardiano de la ley del valor trabajo.

... la forma moneda como mecanismo de socialización que circula (media) entre los intereses privados antagónicos...

... el estatuto legal es desbordado a cada paso por la vida económica de los intercambios privados... el deseo concreto, institucionalizado, de una sociedad de mercancías, la necesidad social, artificial, de un objeto determinado, se procesa en la sociedad en general a través de metabolismos sociales (sagrados y rituales, políticos, monetarios) y en nuestra sociedad moderna, por ejemplo, mediante la función social del Dealer:

este modelo social, aparentemente al margen de la ley", se entroniza mediante conductas que subrayan el valor, la astucia, la rebeldía por el puro placer y como antídoto contra el aburrimiento, el cinismo amoral cual expresión del ansia (el expulsado en la primaria que se hizo famoso en Televisa...).  Etc., etc., el objeto que carga el dealer es "lo deseado" porque es el dealer mismo el que, siendo aparentemente libre y haciendo lo que su libre y rebelde voluntad le manda, es, con todo, exitoso,¡qué digo!, el modelo en sí del éxito. Se levanta tarde y... se estira. De modos invisibles el dealer teje las redes de la moda. Tiene cualidades y atributos fuera de lo común. Ha sido escogido, no está ahí por casualidad, ¡qué paradoja! La moda es el espacio en el que se produce y se transmite el conocimiento en la sociedad de mercado.

La moda es la negación del deseo, su consumarse, su reproducción ampliada de un modo perverso.

No hay comentarios: