Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

30 may. 2012

Revolución Vs. Tradición

 
Monumental  estructura no escapa fácil a los ojos del sorprendido observador. Sus cúpulas y prominentes campanarios ostentan  borrosos mensajes.
Materializado ante mí, veo el punto de convergencias que significa, para una multitud sintonizada en una misma frecuencia de fe, la manifestación pública de pertenencia y aceptación de todo lo que puede contener el concepto de “la verdad”.
Esta masa corpórea, narración en piedra, se manifiesta ante el espectador como un cúmulo concentrado de tradición.
Cuando un individuo considera como verdadera, tangible, inmutable y eterna cierta sustancia neuronal  llamada Dios, no está llamado sino a manifestar un aspecto de la tradición.
La tradición pesa en el individuo las mismas  toneladas de esta Catedral  erguida ante mí.
Para derrumbar, desde los cimientos, las columnas que sustentan las lápidas que pesan sobre los hombros de cristianos, musulmanes,  judíos y todos los religiosos del mundo- en aras de su emancipación-  se requiere actuar contra la tradición.
                                                                  
                                      **********                                                                                                         “¿Cómo se puede tener orden en un estado sin religión? La religión es un formidable medio para tener quieta a la gente"(Napoleón Bonaparte)

1 comentario:

artesanoaudiovisual dijo...

Y si, pue´...en estos dias en donde un@ se puede ver envuelto en un mar de propaganda de política de partidos, no evito reflexionar acerca del efecto de las religiones y de la política partidaria [ nótese el caracter "particionador" de la mera palabra]: de alguna manera, y ademas de ser mecanismos de dominación fisica-mental, también se esfuerzan en DIVIDIRNOS. Que yo le voy a Dios, que yo le voy a Alá, que yo al PRI, que aquel al PAN, que yo al America y que tú al Cruz Azul [inevitable hablar, tambien, del fútbol, ¿vió? ;)]. Me es triste ver en la comunidad en donde paso mis dias como l@s niñ@s que van a una cosa llamada doctrina se empeñan en molestar a una niña que es de otra religión; este, entre otras tantas muestras de hipocresía de parte de personas que son fieles creyentes. Obvio, siempre hay excepciones a la regla. Y que la religion [al menos la católica] nos reprime, nos reprime; que nos hace seres dependientes de un poder superior, nos hace; que nos inculca que nuestra voluntad es obsoleta, nos inculca y así, poquito a poquito; entre la familia, la educación formal, la religión y la tele [?¿?] seguimos repitiendo tradiciones que, a mi sentir, nos impiden trascender como raza. Mis deseos de que todo vaya mejor.