Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

4 jun. 2012

Elecciones y sindicatos

El panismo representa el enemigo estratégico a vencer en este espacio.

La nota que presento debe ser digna de un análisis dialéctico que supere el discurso liberal corporativo del fascismo, cuyo primitivismo lleva a la negación absoluta de cualquier organización entre los asalariados en la lucha por el empleo y contra la explotación capitalista; debe superar también el prejuicio burocrático de "los mapaches" para los que el principal obstáculo a la democracia y la libre competencia entre individuos racionales resultan ser también los sindicatos... Engañan los "mapaches" identificando el concepto de sindicato con la práctica sindical concreta en un Estado policíaco como el mexicano.

Debemos develar el guión de la nota que está acá abajo, obviamente elaborado por Carlos Marín y colaboradores en tercer grado:

Policías que han tomado el sindicato de mineros en aras de su "depuración" (esa es la palabra), hacen el anuncio sobre la corrupción sindical de AMLO y lo llevan a ser investigado por la justicia gringa (más o menos). Todo un escándalo.

Primer objetivo: desbarrancar sobre la espuma la campaña de AMLO.

Segundo objetivo: resolver el proceso electoral por y para las garras del Poder Judicial, supuesto "Ombudsman" institucional depurador del Estado mexicano.

Tercer objetivo: eliminar lo que queda de los sindicatos en la estructura social en México.

Siendo así, AMLO está obligado a poner en el centro de su discurso por estos días el asunto crucial de los sindicatos, del papel que están llamados a jugar en la construcción de un frente amplio de asalariados contra la explotación capitalista, por el empleo y el incremento sustancial de los salarios reales y en la aglutinación contra el régimen capitalista y policíaco de otros sectores explotados de la sociedad mexicana. Del papel que están llamados a jugar en la lucha por una nueva sociedad en los momentos presentes de profunda recesión económica mundial, fragmentación espacial y estallidos sociales por todas partes.

Pero si AMLO insiste en su discurso provinciano y amoroso, propio de aquellos tiempos de guayabera y agua de jamaica, en lugar de hacer énfasis en un discurso desde las organizaciones obreras y sus derechos democráticos, entonces está llamado a fenecer frente a una embestida de este tipo.


http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/bbe18cfb71f1fbf3c01899f7967abc52

No hay comentarios: