Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

31 oct. 2012

la democracia "traicionada", según Joel Ortega Juárez

de los asuntos más polémicos que encontramos en el texto comentado de Joel Ortega (10 de junio: ¡ganamos la calle!), algo que repite en otro de sus libros cuyo título olvidé ahora, es aquel relacionado con la explicación que da de la transición democrática iniciada justamente, según Joel, con las luchas estudiantiles de 1968-1971 y luego "traicionada" por Vicente Fox y el PAN durante sus 12 años en el gobierno. Como si Joel fuera hoy, en analogía con el Gilly de 1974, el teórico de "la transición a la democracia interrumpida".

nosotros no llamamos a linchar a JOJ como dice él que han hecho otros por haber convocado, junto a Jorge Castañeda y algunos más, al voto útil contra el PRI en el año 2000, es decir al voto de  la ilusión pendeja por Fox, pero sí consideramos aquella actitud suya no tanto como un error o un acto de inconsecuencia sino como la demostración fehaciente de los límites estrechos de la estrategia democrática del autonomismo libertario.

en realidad, podríamos desprender de la historia de los libertarios que, en el fondo, eran liberales y estaban vinculados orgánicamente en términos de clase al panismo democrático. El autononomismo y el feminismo bien pueden ser, de hecho lo son, banderas del panismo... y es que no atentan contra las relaciones mercantiles, ni contra la propiedad privada ni contra la ley burguesa, el derecho, ni contra el trabajo asalariado, y han renunciado de modo militante a la estrategia de la revolución comunista.

en contra de las expectativas de un Boaventura de Souza Campos, teórico de los "movimientos sociales" con el que coincide en mucho Joel, acá en la chichimeka el auge de los movimientos sociales (un puro "nosotros" como "yo" colectivo contra todos los demás, que no fue otra cosa la bonanza oenegenera) correspondió a la pila de cadáveres en el norte del país, como si los movimientos oenegeneros se nutrieran de todo tipo de negocios de muerte.

la transición democrática fue panista desde Gómez Morín al Yosoy#132. Resulta ingenuo el asombro y la indignación de Joel por el viraje que operó Fox al "programa democrático originario". En la práctica, en su afán democrático y antipriista, Joel otorgó un cheque en blanco a la burguesía liberal y actuó como tonto útil al servicio del panismo.

pero ese Joel ya no era el del 10 de Junio de 1971 sino el de 40 años después. Había caído el Muro entretanto. El PCM, su partido de juventud, había muerto por autodisolución en una operativo del que él mismo fue una pieza clave como secretario general de la sección universitaria, destacado cuadro de los llamados "renos". Aquel Joel de 1971 hacía un llamado en el volante de convocatoria a la manifestación del 10 de junio a la lucha revolucionaria y a la transformación socialista de la sociedad mexicana. Aquel Joel llamaba al día "en que los trabajadores asalten violentamente al poder político, impongan su dictadura democrática, destruyan el sistema de explotación y se dispongan a construir el socialismo".

(algo que no le perdonan a Joel todavía los poderosos, haber dicho eso como líder de masas, lo que ninguno en la historia política del país...)

y fue quizá, o seguramente, haberse olvidado de su "Plan B" sobre la dictadura del proletariado lo que facilitó a Vicente Fox y al panismo deshacerse de JOJ y los suyos sin el menor problema para ejecutar a su manera narcoburguesa y liberal al proyecto libertario.

el JOJ de hoy, el personaje del libro de Joel, está más cerca de John Lennon que de Lenin, su exaltación del "rebelde" no parece ser otra cosa que un intento de Reforma en toda le extensión de la palabra, una cruzada protestante en contra del catolicismo mocho y macho que JOJ, el personaje, asocia indisolublemente con los valores estatistas de la Revolución Mexicana.

sobre ese JOJ escribe Joel:

Julio Ortiz Jiménez no sabe pa´donde jalar. Junto con otros miles y por décadas ha luchado contra el autoritarismo, lo ha hecho siempre desde el movimiento político de masas. No le entró a la lucha armada, lo cual no le ahorró ser perseguido y a veces acusado (por el gobierno) de ser guerrillero. Comenzó peleando por unas elecciones reales en la prepa, luego luchó contra la designación vertical y cupular del rector de la UNAM por los 15 gobernadores de la Junta. Por supuesto estuvo metido hasta el tuétano en el 68. Aunque soñaba con asaltar al cielo, como sus coetáneos de París, Río, Praga, Washington, Kent, Montevideo, Tokio, Caracas y Buenos Aires adoptó con convicción el lema y los seis puntos del CNH: libertades democráticas. Era un chingo para México.

Sigue luego la prosa feminista sobre Olga Ramírez y algunas líneas poéticas dedicadas al travesti aquel Ocaña que se incendió en un carnaval porque los rayos del sol prendieron sus volátiles alas de mariposa. Directo se fue al cielo.

No hay comentarios: