Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

20 may. 2011

planes posmodernos en tiempos de campañas

Realizó la administración de la U la junta para hacer el plan hacia el segundo semestre de 2010, ¡hace un año! Y al salir de la reunión, uno de los representantes me dijo:

--Lo mejor de estas situaciones extraordinarias consiste en que se ejercita el análisis de los sucesos tal y como ocurrieron, a la vez que da rienda suelta a la fantasía del cómo pudo ser. Ahora que lo peor es que no se hizo el corum y ¡pelas! la reunión. Quedó para la próxima.

--¡Hum!--suspira 1 observador--, es esto a lo que yo llamo 1 equilibrio. Literalmente, la parálisis.

En tanto los boyardos de Iván El terrible (esenin) se comen las uñas unos milímetros después del gesto, arriba, en la torre.

Escenas inolvidables quedaron grabadas.

Sólo por ahí uno que otro se animaba a mostrar un poco el copete. Saludos, intercambios, informes sobre la situación de la organología en Budapest. Y esas cosas. Al final puros buenos sentimientos.

Ensayos sobre cómo transitar ligero con el peso de la ausencia.

Sí, sí, y esas cosas que para Napoleón Bonaparte resultaban puterías.

No hay comentarios: