Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

4 nov. 2011

la maduración de la izquierda y el gran chowis de las encuestas




Asistimos a una farsa que es preciso registrar:

la"maduración" de la izquierda para, finalmente, tras décadas de su marcha por la democracia, acceder a la presidencia.

Desde la jefatura de la capital del país, el DF, y el  grupo de gobernadores, aliado del priísmo peñanietista mediante muchas inversiones, y bien dotado de un discurso racionalista que al escucharlo uno se siente un ciudadano americano en toda la ley, para no hablar de que es apadrinado por el policía Giuliani y por la DEA, el candidato Ebrard ha mostrado el músculo en esta coyuntura y ha logrado hacer cambiar a varios que apenas en la víspera lo denostaban.

López Obrador fue a la competencia contra Marcelo Ebrard para ver quién de los dos asumirá la candidatura de la izquierda a la presidencia con un discurso que no hizo sino decir y repetir que él aceptaría los resultados de la encuesta en caso de que ésta demuestre que el mejor posicionado es el Otro.

Adeptos incondicionales de Cuauhtémoc Cárdenas firman desplegados en apoyo de Marcelo, como si hubiese sido el propio"Inge"el que los llamara a dar así su voto, aunque éste, precavido, indique a la otra mitad de sus incondicionales que mantengan su apariencia en favor de AMLO...

Todo el músculo de Ebrard en pos de la presidencia para que la prensa de todos los signos (verde, azul y amarilla) silencie actos y protestas en la UNAM por el crimen político de Carlos Sinuhé Cuevas.

Y todo eso, en tanto Porfirio Muñoz Ledo aparece en las fotos flanqueando al nuevo ungido.

Ha expresado el demócrata Marcelo Ebrard, muy a la gringa, que prefiere las encuestas (compañías prestigiadas que indagan la verdad con capital privado) a las  votaciones directas --que no le gustan-- y confesó ayer por la tele, con Tello y Zuckerman, que el acuerdo con Andrés Manuel fue no dar a conocer las preguntas de la encuesta hasta que se hagan públicos los resultados (¡¡¡).

El poder de las encuestas.

Ahora los militantes del PRD y de la izquierda recibirán envuelto para regalo a su candidato, electo por una mano espectral movida por quien hizo las preguntas:

el capital privado.

                                                          Muy a la gringa.

Y así, una vez perdida toda soberanía, una vez que le fue expropiada por el Estado del capital privado, la izquierda está preparada ya para gobernar al país.

1 comentario:

Fundación Equipo dijo...

Sólo una izquierda unida puede cambiar el rumbo del país. http://fundacionequipo.org/w/