Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

17 feb. 2012

la acumulación capitalista como dominación ideológica

Insistente la crítica de Marx a lo largo El Capital contra los economistas vulgares que no pasaban de una pobre visión desde la producción --ese tosco materialismo "escocés" que define el carácter productivo del trabajo por el valor de uso y no por la relación social-- e ignoraban que las leyes del valor tal como se estudian en la producción no se aplican directamente en la órbita del comercio. Una crítica que le queda perfectamente a ese tipo de marxistas-leninistas que pretenden poseer la verdad ética del universo por el hecho de conocer la fórmula de la tasa de la plusvalía, la cual demuestra que todo el valor de la sociedad capitalista nace del trabajo explotado. Tales marxistas vulgares no llegaron nunca en su análisis del capitalismo al entendimiento del modo ficticio en el que se despliegan a la hora de la valorización del valor formas tan fantásticas, absurdas y especulares como el dinero a préstamo, la venta de deudas o la deuda pública. En este nivel es posible comprender, más allá de cualquier tentación "economicista", todo lo que la valorización del valor (o acumulación capitalista) tiene de inercialmente ideológico o religioso, esto es, fetichista.

No hay comentarios: