Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

16 ago. 2012

algunas herramientas y fuentes de energía


de ayer en nuestra bellísima ciudad



                                              Conviene reir sin esperar a ser dichoso,
                                no vaya a ser que la muerte nos sorprenda sin haber reído
                                                           (Jean de la Bruyére)

                                       

No hay comentarios: