Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

17 ago. 2012

espectaculares

hicimos el taller de la lectura de los mensajes que adornan la city
de mierda vestida de flores:

mensajes fascitas de pistoleros MALOS,
sicarios que se ocultan entre la multitud,
ratoneras para un consumidor contumaz
más niñas tiradas al cuaz por sus padres
que las prestaron a la cámara para 1 casting.
¡y todas las dentaduras no eran chinas!
asuntos relacionados con débitos de estruendo
y juramentos de eternidad para cobrarse oportunamente,
mientras los parque de la Morelos/frontera Lecumberri
--a donde entraban y salían los presos/afuera y adentro--
se ven repletos de fantasmas escurridos de pegamento.

¿Dónde hacen esos carteles?
¿Y acaso no se les paga sus horas extra a "los creativos"
con dosis generosas de "grapa"?
Su mensaje insita a la guerra,
la prepara con un cordero que resignado espera
su tiro en la cabeza.




No hay comentarios: