Practiquemos regularmente el ejercicio de distanciarnos de lo "normal" para analizarlo. Vista de lejos, la normalidad no parecerá tal. Miremos críticamente la sociedad, así nos daremos cuenta de que nuestro mundo - tal y como lo conocemos- es un absurdo y está de cabeza... pero podemos cambiarlo.

23 sept. 2012

Nissan

(A los caídos en el asalto al Cuartel Madera y a los camaradas de la Liga Comunista 23 de septiembre)

Los obreros de Nissan, con su acción directa, marcan la vanguardia de la lucha contra la reforma laboral capitalista: su comité interno coordinó la acción de los cuatro mil trabajadores de la planta para cerrar por varias horas, en una acción "guerrillera", la carretera México-Cuernavaca.

Comités obreros de fábrica más asambleas y acciones desde la base, antídoto contra la militarización del país y el abaratamiento de los salarios.

El operativo y accionar obreros violentan desde su raíz el apacible orden hípócrita de los magnates, alertan a los inversionistas del mundo contra los desmanes en el país. La lucha de clases.

Pero lo cierto es que si no se generalizan en todo el territorio industrial acciones como las de los trabajadores de la fábrica automotríz Nissan pronto México aventajará en "competitividad" a países como Haití o varios de las excolonias africanas. Hoy informan los cables que ya lo hizo con China, y lo hizo gracias a sus asalarios de hambre que abaratan las mercancías de exportación.

Varios años de guerra de exterminio desde el terrorismo de estado lograron finalmente que la burguesía mexicana, mediante la disciplina, esté en condiciones de competir vía precios con cualquiera. Por eso la acción directa obrera por sus intereses pone en jaque el modelito económico.

Presenciaremos desde ahora este tipo acciones sorpresivas desde la base proletaria organizada contra los intereses económicos capitalistas. El carácter transnacional de las empresas patronales otorga también a los trabajadores, de modo directo, una organización y estructura internacionales.

¡Proletarios del mundo, uníos!

http://www.jornada.unam.mx/2012/09/23/economia/029n1eco

No hay comentarios: